Invierno el el Ártico (Viaje de exploración al interior)

Al comienzo de los grandes tiempos de cambio, pasé el otoño y el invierno de 2020/21 en el Ártico, mucho más allá del Círculo Polar Ártico.

 

La mayor parte del tiempo viví solo en una casa de madera junto al mar y en una pequeña cabaña de madera en un lago solitario, enclavado en una impresionante sierra. Durante siete semanas el sol no salió del horizonte y aprendí a amar la oscuridad. Las estrellas brillaban por encima de la cabaña: observé a Sirio, Orión, las Pléyades y Casiopea y quedé encantado cuando las auroras boreales bailaron por el firmamento. A veces iluminaban todo el cielo nocturno. A veces, la nieve brillaba con un delicado verde claro, reflejando los rastros cósmicos de la luz.

 

Experimenté poderosas tormentas magnéticas del cosmos tocando la tierra y tuve profundas experiencias de cómo afectaban a mi cuerpo. Durante tres meses, el sol no entró en la cabaña. Qué momento tan mágico fue cuando el sol volvió a asomar por la montaña, abrí la puerta de la cabaña, puse mi sillón en el marco de la puerta y los cálidos rayos del sol brillaron en mi cara.

Caminos de Libertad

Nuestra ascociación
Quiénes somos

Contacto

Caminos de Libertad

Correo electrónico: encuentro@caminos-de-libertad.org

© 2022 - Caminos de Libertad